iGLESIA EN SALIDA - Julio de 2022

LA MIRADA FIJA DE JESÚS

Joan Palero

##

Cuando Jesús es causa y principio de la fe, los ojos de los que creen están fijos en Él. Así es como Jesús, de ser el autor y principio, pasa a ser realizador y consumador de una fe que noes nuestra, sino “don” que nos viene de Dios a través de Él. (Hebreos 12, 2)

La fe o creencia humana, centra la mirada en la gloria del hombre, en la grandeza de sus campamentos o instituciones; mientras que los que creen con la Fe de Cristo, ponen su mirada en Él y, saliendo de sí mismos, buscan la vida y la patria en Él.

Abraham, a quien las Escrituras llaman “padre de la fe”, tras experimentar el encuentro con Dios, se supo y sintió llamado por Él, y con los ojos internos y externos de su ser mirando fijamente al Invisible, OBEDECIÓ. SALIÓ de sí y de su entorno, peregrinó confiado tras la Promesa Divina, aun sin saber a dónde iba.

Jesús, con la mirada puesta en el Padre y fija sobre aquellos que el Padre le daba, para poder santificarlos con su sangre, salió y padeció fuera de la puerta, fuera del campamento instituciona

l político y religioso, cargando el peso dela contrariedad y el oprobio.

Hoy, la fe, como la de Abraham y de Jesús, sigue invitando a SALIR y buscar a

Dios, a construir una nueva Ciudad con verdadero Fundamento. Abraham, casi ya

muerto, experimentó la fidelidad de Dios en el cumplimiento de sus promesas.

Jesús, después de padecer fuera de la puerta, resucitó y es Autor de eterna

salvación para todos los que, OBEDECIENDO, dejan todo tipo de lastres y, con la

mirada fija en Él, saliendo de sí, caminan hacia Él.

(publicado previamente en el semanario Catalunya Cristiana núm. 2234 de fecha

17 de junio de 2022)

-------------------------------------------------------------------------------

294628505_3087633648194787_7948197630524697503_n.jpg

IGLESIA EN SALIDA

Joan Palero

##

“Un cristianismo que busca al Señor entre los vestigios del pasado y lo encierra en el sepulcro de la costumbre es un cristianismo sin Pascua”.

Dejémonos “tomar de la mano de las mujeres del Evangelio, para descubrir con ellas la manifestación de la luz de Dios que brilla en las tinieblas del mundo”. Ellas, sin desaprovechar las primeras luces del alba, se dirigieron al sepulcro para ungir el cuerpo de Jesús y allí vivieron una experiencia desconcertante que se puede resumir en tres acciones: VEN, ESCUCHAN, ANUNCIAN.

VEN la piedra corrida, y al entrar no hallan el cuerpo del Señor. La Pascua, por tanto, empieza cambiando nuestros esquemas. No es fácil acoger y admitir lo nuevo y sorprendente de Dios También en nosotros, como en ellas, prevalecen preguntas e incertidumbres, y la primera reacción ante el signo imprevisto es el miedo que hace bajar la mirada e impide “levantar la vista del suelo”.

¡El Señor ha resucitado! Levantemos la mirada y ESCUCHEMOS.

Las mujeres del Evangelio escuchan el anuncio de los dos hombres con vestiduras resplandecientes que les dicen: «¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? No está aquí: ¡ha resucitado!». Nos hace bien escuchar y repetir estas palabras: ¡NO ESTÁ AQUÍ! “Cada vez que creemos saber todo sobre Dios, y tratamos de encasillarlo en nuestros esquemas, repitámonos a nosotros mismos: ¡no está aquí!

Después de haber VISTO Y ESCUCHADO, sin ningún poder que las retuviera, corrieron a ANUNCIAR la alegría de la Resurrección a los discípulos.

¡Qué hermosa es una Iglesia que corre de esta manera por los caminos del mundo! Sin miedos, sin estrategias ni oportunismos; sólo con el deseo de llevar a todos la alegría del Evangelio. A esto somos llamados, a experimentar el encuentro con el Resucitado y a compartirlo con los demás; a correr la piedra del sepulcro, donde con frecuencia hemos encerrado al Señor, para difundir su alegría en el mundo. Resucitemos a Jesús, el Viviente, de los sepulcros donde lo hemos metido, liberémoslo de las formalidades donde a menudo lo hemos encerrado.

(de la Homilía del Papa en la Vigilia Pascual)

(publicado previamente en el semanario Catalunya Cristiana, en el número

2223 de fecha 1 de mayo de 2022)

 

-----------------------------------------------------------------------------------------

 

279101574_3029230864035066_879004924944014716_n (1).jpg

IGLESIA EN SALIDA

Joan Palero

##

Una señora que solía hacer tortas de pan, cada vez que las iba a meter al horno les cortaba las dos puntas y las tiraba a la basura.

Un día, su hija pequeña le preguntó:

- ¿Por qué haces eso mamá?

Ella le dijo: -No sé, la abuela lo hizo toda la vida.

La niña, en su curiosidad, fue a preguntarle acerca de esto a su abuela, y esta le respondió:

-No sé, tu bisabuela lo hizo toda la vida.

En su afán de querer saber la respuesta, y ya que su bisabuela estaba aún con vida, fue donde ella a preguntarle lo mismo, a lo que la bisabuela respondió: -YO SIEMPRE CORTÉ LAS PUNTAS PORQUE MI HORNO ERA DEMASIADO PEQUEÑO.

Todas las cosas tienen su sentido, su razón y su por qué, pero de acuerdo con las necesidades y circunstancias de cada momento.

Como la hija pequeña de la historia, hoy toca SALIR a preguntar, a consultar, tratando de encontrar el sentido real de las cosas en estos momentos, para así aprovecharlo todo sin desaprovechar nada.

Jesús vio y sintió la necesidad de tener que romper con los esquemas y costumbres religiosas caducas que tuvieron sentido en su momento, pero que ya no valían ni contribuían para poder seguir adelante y traer un actual y NUEVO SENTIDO. Los que le hemos conocido, sabemos que tenemos el reto de conocerlo cada día más. San Pablo apostó por ello dejando atrás todo su pasado, ante la sublimidad siempre nueva y sorprendente del conocimiento de Cristo. (Fil 3) Y luchó para que no se desaprovechara nada de la Obra Redentora de su Señor. (Hch 15)

Y, ¿cómo? Pues, sinodalmente, escuchando y dejando obrar al Espíritu Santo. (S Jn 16, 13)

(publicado previamente en el semanario Catalunya Cristiana)

 

----------------------------------------------------------------------------

279035460_3023583007933185_2541365062932679712_n.jpg

IGLESIA EN SALIDA - Febrero 2022

##

“En la Palabra de Dios aparece permanentemente este dinamismo de «salida» que Dios quiere provocar en los creyentes. Abraham aceptó el llamado a salir hacia una tierra nueva (cf. Gn 12,1-3). Moisés escuchó el llamado de Dios: «Ve, yo te envío» (Ex 3,10), e hizo salir al pueblo hacia la tierra de la promesa (cf. Ex 3,17). A Jeremías le dijo: «Adondequiera que yo te envíe irás» (Jr 1,7). Hoy, en este «id» de Jesús, están presentes los escenarios y los desafíos siempre nuevos de la misión evangelizadora de la Iglesia, y todos somos llamados a esta nueva «salida» misionera. Cada cristiano y cada comunidad discernirá cuál es el camino que el Señor le pide, pero todos somos invitados a aceptar este llamado: salir de la propia comodidad y atreverse...” (Evangelii Gaudium 20)

La fe es mucho más que un conjunto de creencias. Es el don que Dios infunde en los corazones a través de su Palabra, no solo para traernos ideas y buenos deseos, sino para llevar a término Sus planes. Creer en Dios puede resultar fácil, racional, rentable, cómodo, …; creer a Dios es algo distinto, es liberarse de uno mismo para alcanzar Su objetivo.

Lo poco de Dios es infinitamente más que el todo de los hombres. Por la fe de un hombre, Abraham, son bendecidas todas las naciones. Por la de Moisés fue liberado todo un pueblo. La fe que la Palabra produjo en Jeremías se convirtió para él en una misión, dura e incomprendida,

pero llena de la única esperanza.

Hoy Jesús, por encima de credos sigue contando con la fe, que,

aunque pequeña como un grano de mostaza, es mucho más

efectiva que todos los esfuerzos humanos.

(publicado previamente en el semanario Catalunya Cristiana núm.

2214 de fecha 27 de febrero de 2022)

-----------------------------------------------------------------------------------

274876573_2984087248549428_7166023810542345006_n.jpg

IGLESIA EN SALIDA

Joan Palero

##

SALIR, PEREGRINAR, GOBERNAR

Salir, peregrinar, gobernar al pueblo en el desierto no es tarea fácil para ningún Moisés. Siempre hubo y habrá alborotadores que ponen de su lado a parte del pueblo, a los que sin conciencia ni entendimiento de lo que Dios está obrando, no comprenden el porqué de las penurias del presente, los que prefieren lo conocido, lo que en apariencia siempre les fue bien. Incapaces de soltar, de vaciar las manos de lo bueno del pasado para recibir lo excelente para el presente y el futuro. De aprender a caminar juntos, para juntos alcanzar lo prometido, de la mano de Dios y de lo por Él establecido.

Lo que fue, eso será; lo que se hizo, eso se hará. Nada nuevo hay bajo el sol.

La carta a los Hebreos advierte contra la apostasía, especialmente a los que se han vuelto tardos de entendimiento. A aquellos que debiendo haber conocido y aprendido a Cristo, solo conocieron,

aprendieron y se aferraron a conceptos e ideas del principio. Por lo que, en lugar de

tirar del carro y avanzar, andan subidos, lastrando y haciendo lento el camino que lleva

a cosas más avanzadas.

No obstante, el autor y el pueblo de Dios no desiste, e invitando a dejar a un lado los

rudimentos útiles del principio, sin desecharlos, invita a avanzar: Haremos, pues, como

dijimos, si Dios nos lo permite. (He. 6, 3) Claro que, esto no exime de tener que sufrir el

oprobio de lo que significa salir del recinto, es decir, del marco de lo sagrado.

Así pues, salgamos donde Él …; pues no tenemos aquí ciudad permanente, sino que

andamos buscando la del futuro. (He. 13, 13-14)

(publicado previamente en el semanario Catalunya Cristiana núm. 2209 de fecha 23 de enero de 2022)

 

--------------------------------------------------------------------------------

272833712_2959407961017357_3777525653053019596_n.jpg

IGLESIA EN SALIDA

Joan Palero

##

"¿Dónde está mi queso?" Es una historieta protagonizada por dos ratones (Oli y Corri) y dos humanos (kif y kof). Todos conviven en los laberintos de una central quesera donde son felices teniéndolo todo.

Un día, los dos ratones y los dos humanos, se encuentran con que el queso que paulatinamente se ha ido agotando, ha desaparecido por completo.

Los ratones rápidamente SALEN, se ponen en marcha buscando otras maneras, otro lugar donde pueda haber queso. Trabajan en equipo, mientras uno olfateaba el otro le sigue.

Los humanos NO SALEN, se quedan lamentando aquella situación de pérdida, preguntándose por qué el queso se agotó hasta desaparecer.

Tras días de pena, Kof llega a la conclusión de que la desaparición del queso ha sido gradual, y, por lo tanto, no volverá a ser como antes. Así, se pone en marcha sin la ayuda de su amigo Kif que se queda en la central quesera agotada.

Kof empieza a caminar investigando cada rincón del laberinto en busca de nuevo queso, dejando mensajes por el camino para que su querido amigo Kif se orientase en caso de que decidiera

seguirle.

Finalmente, los dos ratones llegan primero a una nueva central donde

encuentran una gran variedad y cantidad de quesos que en su vida podían

haber imaginado. El cambio había sido para mejor.

Días más tarde llega Kof y se queda boquiabierto al ver aquello, de nuevo

 

tenían queso para comer toda la vida. Kof se queda en su nuevo hogar, esperando la llegada de su querido Kif, y disfrutando de aquel cambio que experimentó por no haber tenido miedo.

---------------------------------------------------------------------------------

------------------------------------------------------0 comentarios

269733349_2935046376786849_7040719186941061093_n.jpg

IGLESIA EN SALIDA

Joan Palero

##

Ensancha el espacio de tu tienda, …, no te detengas; … (Is. 54, 2)

Que Jesús sea la revelación última y definitiva de Dios, no significa que haya dejado de ser Verbo y que ya no tenga nada que hacer ni que decir. Él es eternamente el mismo, es la Palabra que sale del Padre y da vida al mundo. Es la Palabra Viva sin la cual nada podemos hacer.

Nacer de ella y del Espíritu es recibir la luz necesaria para ver la realidad del reino de Dios, la que nos ciega para ver y perseguir otros reinos, luz que disipa la oscuridad de todo encierro y que impulsa a salir en busca de la Justicia, lo que en realidad iluminará a todos los hombres. Todo un Camino de Vida y Verdad, siempre hacia adelante, a la escucha de Dios y de los hermanos, libres de miedos e inseguridades, y de la tentación de mirar hacia atrás, al ayer, lo que hoy nos convierte en estatuas calcinadas, exánimes, en piezas en desuso y de museo.

El Espíritu no solo enseña, también RECUERDA las palabras y hechos de Jesús. Él sigue queriendo atravesar los muros que encierran a los suyos en altos aposentos: No tengáis miedo. Como el Padre me ha enviado, yo os envío. Recibid el Espíritu. Sed llenos de Él, y al vaciaros de

vosotros, valientes saldréis hacia los demás.

“La Iglesia no es “una fortaleza cerrada”, sino “una tienda de campaña"

capaz de "agrandarse para recibir a todos", es en salida y de puertas

siempre abiertas". (Papa Francisco)

«Caminar juntos con Jesucristo y bajo la guía del Espíritu Santo es el

significado de la palabra “Sínodo”» (Cardenal Omella)

(publicado en el semanario Catalunya Cristiana núm. 2199 de fecha 14 de

noviembre de 2021)

 

-------------------------------------------------------------------------

256428858_2910947442530076_7738139723791657422_n.jpg

IGLESIA EN SALIDA

Joan Palero

##

Nos despedimos de septiembre, el mes de la Palabra de Dios, con la memoria de san Jerónimo, el primer traductor de la Biblia, de su lengua original al latín, a la lengua del pueblo, del vulgo, de ahí que su versión sea llamada la Vulgata “la Biblia para el pueblo”

Dice el Papa Francisco, que: “El centro de nuestra fe no es solamente un libro, sino una historia de salvación, y sobre todo una Persona: Jesucristo, Palabra de Dios hecha carne. … ”

San Jerónimo asegura que: “Ignorar la Escritura es ignorar a Cristo.” Y el Papa Francisco continúa diciendo: “La vida y misión de la Iglesia se construyen a partir de la Palabra de Dios. …”

Vida y Misión. La Palabra es la que nos da Vida y hace eficaz la Misión. “Ella es viva y eficaz, ... Penetra hasta la división entre alma y espíritu, …; discierne sentimientos y pensamientos… No hay criatura invisible para ella… (Heb 4, 12-13)

Como a Felipe, en Hechos de los Apóstoles 8, 26-40, ella ha de marcarnos el camino y acompañarnos. Conduciéndonos, nos hace SALIR y descender de nuestros nortes, dirigiéndonos hacia el sur,

“hacia los otros”. Ella nos abre ojos y oídos, no para mirarnos y seguir escuchándonos a

nosotros, sino para escuchar a Dios y verlo en los demás, sobre todo en aquellos que por estar

todavía lejos nos son invisibles. Ella ha de acercarnos hacia el encuentro de los que, aun con fe

y buena voluntad, todavía no entienden lo que creen y leen:

- ¿Entiendes lo que lees?

- ¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare?

Felipe abrió su boca, y comenzando DESDE ESTA ESCRITURA, le anunció el evangelio de

Jesús.

Para que todo tenga vida y sentido, es necesario escuchar y querer salir de donde estamos, es

necesario ir, caminar llevados por el Espíritu de ella . No esperemos que muestren interés y

vengan a buscarnos, acerquémonos como Felipe, como también Jesús se acercó a nosotros

cuando ni nos interesaba ni podíamos ir a Dios.

Joan Palero

---------------------------------------------------------------------------------

palero1.jpg

IGLESIA EN SALIDA

Joan Palero

##

NO AVANZAR ES RETROCEDER

La fe siempre es camino hacia adelante y hacia arriba. Es el principio de un éxodo

acompañado de la mano de Dios. Cuando Él es el camino y la CAUSA de nuestro caminar,

los riesgos y peligros pierden su EFECTO ante Aquel que con su presencia nos acompaña.

Perder de vista a Dios no significa que hayamos perdido el instinto natural y humano de la

religiosidad, más bien, lo que denota es que se ha perdido el sentido y el propósito de ese

caminar.

No avanzar es retroceder. Esto es lo que, después del éxodo, el pueblo de Dios experimentó

en el desierto, y que, de alguna manera, como personas razonables e instintivamente, pueda

estar ocurriendo. No son pocas las voces que, después de cincuenta años, señalan como causa de todos los males al camino marcado por la Iglesia, tomado unánimemente bajo la dirección de la Palabra y el Espíritu. Camino que nos sitúa más cerca del hombre contemporáneo, y que nos hace ser más creíbles y entendibles.

Salir es olvidarse de las cebollas y los ajos de Egipto, dejar las propias seguridades y abrazar las que brinda la fe. Esta, más allá de llevarnos a creer en Jesús como el Hijo de Dios, conduce a tener y vivir sus mismos sentimientos (Filp 2, 1-18), y con ellos, salir a buscar y salvar con Él, lo que en apariencia pueda parecer estar muerto o perdido.

La descendiente de Jairo “jefe de la sinagoga”, mientras que para muchos agoniza y muere, para Jesús “solo duerme”. Su Palabra es su vida, y el alimento de su nuevo camino. “Dadle de comer”

----------------------------------------------------------------------------------

mart.jpg

IGLESIA EN SALIDA
##
Joan Palero

VAMOS A LA OTRA ORILLA

Que la Iglesia haya de ser en Salida, no significa que sea algo fácil y sin riesgos. La fe no hace fáciles las cosas, sino posibles.

San Marcos registra esta necesidad como una orden de Jesús: Vamos a la otra orilla. (Mc 4, 35-40) pero sin dejar de mostrar los peligros que conlleva.

El huracán de turno siempre se encargará de levantar fuertes oleajes contra la Barca, llevada por marineros que tratan de salvarla con las ideas y el saber de una experiencia ya tradicional: Que si coge de este cabo y tira, que si es mejor mantener la vela tensa o floja, que si mejor operar por babor o estribor, … Esfuerzos que operan sobre un problema, pero no sobre la causa que lo origina.
Jesús está con ellos, pero para ellos parece estar dormido, tranquilo, ajeno al peligro. Parece que no le importe nada aquella caótica y extrema situación, pero en realidad está esperando a que le miren y le tengan en cuenta.

Lo despertaron, diciéndole: «Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?»

Claro que le importa la situación, y tanto que va directo a la causa. Es momento de despertar e implicar a Jesús en todo lo que tensiona y divide en pareceres, desespera, llena de dudas e incertidumbre, miedo.

Su Palabra es el poder eficaz para que haya una gran bonanza, en el mar y para los navegantes de la Barca. Ser Iglesia en salida no es una opción o una estrategia más, es la solución divina, la que Pedro vive y entiende sufriendo.

“Prefiero una Iglesia accidentada, a una que enferma por encerrarse” (Francisco) 

--------------------------------------------------------------------------

IGLESIA EN SALIDA

Joan Palero

##

ORAR EN COMUNIÓN

Si las intenciones de oración del Papa, en el pasado mes de abril, eran los derechos fundamentales de las personas, en un mundo basado en la economía; en mayo, pide rezar por la regularización de

las finanzas en beneficio de las personas, y de la Tierra, nuestra casa común,

para no caer en el peligro de la especulación.

Cuando rezamos, dice el Papa en su primera audiencia general de abril, nunca lo

hacemos solos. Oramos en comunión con la Iglesia, los santos del cielo y de la

tierra… En la Iglesia no hay duelo solitario, ni lágrima que caiga en el olvido,

porque todo participa de una gracia común. Este vínculo de oración lo

experimentamos ya aquí, en la vida terrena: oramos los unos por los otros, ... La

primera forma de rezar por alguien es hablar con Dios de él o de ella. Si lo

hacemos con frecuencia, nuestro corazón no se cierra, PERMANECE ABIERTO

a los hermanos. Rezar por los demás es la primera forma de amarlos y nos

EMPUJA A UNA CERCANÍA CONCRETA. Y algo cambia con la oración. Lo

primero que cambia es mi corazón, es MI ACTITUD. El Señor lo cambia para

hacer posible un encuentro, un nuevo encuentro que sirve para evitar que el

conflicto se convierta en una guerra sin fin.

Cada vez que juntamos las manos y abrimos nuestro corazón a Dios, con Jesús y sus santos, salimos de nuestros cielos y vamos al encuentro fructífero con la humanidad de nuestro tiempo. Un santo que no remite a las personas a Jesucristo, Salvador de la humanidad, no es santo, ni entendió qué es ser cristiano.

Joan Palero

*publicado previamente en el semanario Catalunya Cristiana núm. 2174 de fecha 23 de mayo de 2021

 

----------------------------------------------------------------------------------

hoy2.jpg

IGLESIA EN SALIDA

##

En Números 11,4b-15, Moisés, angustiado se dirige a Dios con estas palabras: “Yo solo no puedo cargar con todo este pueblo, pues supera mis fuerzas. Si me vas a tratar así, más vale que me hagas morir; ...”

Aunque, de la mano de Moisés, Dios ha sacado a su pueblo de Egipto, el pueblo no ha sacado a Egipto de su estómago, mente y corazón:

“Cómo nos acordamos del pescado que comíamos gratis en Egipto, y de los pepinos y melones y puerros y cebollas y ajos. Pero ahora se nos quita el apetito de no ver más que maná.”

Pobre Moisés, pobre Abraham, pobre Papa Francisco, pobres todos aquellos que han recibido de Dios la orden de ser Pueblo en salida. Les tocará sufrir las contradicciones de los que, por no saber ver el presente y mirar hacia adelante, se les torna fastidioso un maná que no sacia su apetito de esplendores y seguridades

pasadas.

“No mires atrás ni te pares…” es la orden que recibe Abraham y su familia en salida.

La mujer (de Lot) miró hacia atrás y se convirtió en poste de sal. (Génesis 19)

Salir implica dejar cosas atrás. Soltar es el camino que nos permite volver a nuestra

verdadera esencia. Un camino contrario al de nuestra manera habitual de funcionar.

Consiste en un ir restando en lugar de ir sumando cosas. Cuando más restas, mejor

descubres tu verdadera esencia, que en nuestro caso no es otra sino: Jesús, quien

para salvar a la humanidad tuvo que saber dejar, sin aferrarse a nada. Así es como lo

alcanzó y sigue alcanzándolo todo para Dios.

Joan Palero

---------------------------------------------------------------------------------

hoyyy.jpg

IGLESIA EN SALIDA

Joan Palero

##

ALELUYA

Papa Francisco, Domingo de Resurrección 2021:

Jesús, el crucificado, ha resucitado, como había dicho. ¡Aleluya!

El anuncio de la Pascua no es un espejismo o una vía de escape…

La Resurrección es el acontecimiento que, cambiando la realidad de las personas, cambia la realidad de todo. Un hecho que se hace evidente, no solo por las palabras de los discípulos, sino por el cambio de mentalidad y vida que en ellos produce la presencia del Resucitado. Resucitando a su Hijo, el Padre afirma haber aceptado su sacrificio por TODOS los pecados (salvo del que es contra el Espíritu Santo). Perdonando, ofrece vida, bendición y esperanza a toda la humanidad. Una esperanza que a nadie defraudará, a menos que la Resurrección sea solo un espejismo.

Jesús, quitando la pesada piedra que sellaba su sepulcro, SALE victorioso, y nuevamente va al encuentro de las personas, tanto de las que estuvieron al pie de su cruz, como de

las que despavoridas huyeron de ella. En busca de los que se quedaron

en Jerusalén, como de los que, decepcionados, volvían a sus anteriores

costumbres. No lleva reproches para ninguno de ellos, solo las cicatrices

de sus heridas, signo del Amor que nunca deja de ser.

Del Resucitado se aprende a liberarnos de todo tipo de encierro, y a salir

a los caminos periféricos y existenciales de los defraudados

contemporáneos.

«¿Quién nos retirará la piedra de…?» Y al levantar los ojos vieron que la

piedra estaba ya retirada; … (Mc 16, 3-4)

Los defraudados, son los que más defraudan.

Joan Palero

-----------------------------------------------------------------------------

iglesia.jpg

IGLESIA EN SALIDA

##

Joan Palero

MISERICORDIA EN LAS PERIFERIAS

Con la pérdida del significado de las cosas, empieza a perderse el

sentido de la vida. El significado es el contenido que da sentido a

las cosas. En la Palabra de Dios, hasta el significado del nombre

da sentido a la persona que lo lleva.

Dios, saliendo de Dios, viene al encuentro del hombre a revelar su

Nombre, es decir, a sí mismo en esencia, naturaleza y carácter.

“Yo les he dado a conocer tu Nombre y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que tú me has amado esté en ellos y yo en ellos.” (Jn 17, 26)

El primer Papa jesuita, elige el nombre de Francisco para dar a conocer la naturaleza y el carácter de su pontificado.

San Francisco, por la experiencia de su conversión, sin pretenderlo, sale del marco de lo establecido en su tiempo, y desde allí, y nuevamente sin pretenderlo, reforma la Iglesia desde el camino de la santidad. La conversión es la fuerza que cambia a la persona, y desde la persona, cambia y da sentido a la vida, a las cosas y al entorno.

Francisco, converso y en salida, lleva la misericordia hasta las periferias descartadas: “como estaba en pecados, me parecía muy amargo ver leprosos. Y el Señor mismo me condujo en medio de ellos, y practiqué con ellos la misericordia." (ipsissima vox)

Sin importarle la oposición, tomando como arma la señal de la cruz, en dialogo fraterno pacificó al hermano lobo. Saliendo, fue al encuentro del sultán egipcio, como si hubiera sido iraquí, no en busca de convencimientos proselitistas, sino en busca de Paz y Bien.

Joan Palero

(publicado en el semanario Catalunya Cristiana n. 2165 de fecha 21-3-2021)

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------…

indios.jpg

IGLESIA EN SALIDA

##

Unos con más, otros con menos intensidad, algunos solo porque tocaba,

pero todos hemos celebrado el Domingo de la Palabra de Dios. Una

fiesta joven, con apenas dos años, pero que irá creciendo, enraizando,

cambiando la historia.

“Así pues, establezco que el III Domingo del Tiempo Ordinario esté

dedicado a la celebración, reflexión y divulgación de la Palabra de Dios.

… la Sagrada Escritura indica a los que se ponen en actitud de escucha

el camino a seguir para llegar...” (Aperuit Illis 3. – Papa Francisco)

La Fiesta no ha de ser celebrada “una vez al año”, sino una vez para todo el año. Su origen está en Dios, quien, SALIENDO de Dios, viene a nuestro encuentro, para realizar en los que la reciben, la obra divina que le ha sido encomendada (Isaías 55, 10-11)

Palabra que llega al corazón en la escucha silenciosa, produciendo fe suficiente para acoger su la invitación: «Venid conmigo y os haré pescadores de hombres.»

Palabra que a todos nos maravilla por la novedad de su autoridad, sin autoritarismos. Poderosa, transformadora, capaz de hacer salir a Abraham de su confort, a Israel de su esclavitud, y a los hombres, de todos los tiempos, de sus propias seguridades.

Palabra, que, hace olvidar lo que se deja atrás, invitando a contemplar lo que está por delante.

Y es que: La vida del cristiano se puede resumir en tres actitudes: estar «de pie» para acoger a Dios, en paciente «silencio» para escuchar su voz, y «en salida» para anunciarlo a los demás. (Papa Francisco, 10 jun 2016)

Joan Palero

publicado en el semanario Catalunya Cristiana nº 2161 de fecha 21 de febrero de 2021

palero12.jpg
iglesia.jpg

Desde el principio, la Palabra es, Palabra en salida.

Creadora, salvadora, poderosa y efectiva, precisamente

cuando es pronunciada, cuando sale de la boca de Dios.

Es firme e inalterable en esencia, eterna, pero también Vida

renovada, actual, que apuesta y se arriesga por el

hombre y el mundo en cada tiempo.

En el contexto de todo el consejo de Dios, ser fieles a esa

Palabra no consiste solo en guardarla intacta, con sus comas

y tildes, que también; sino en dejar que su esencia

viva, renovada y renovadora, renueve al hombre y sus

circunstancias en cada momento.

Subrayo las palabras del Papa Francisco en la Jornada

de los Pobres, domingo 15 de noviembre: No hay fidelidad

sin riesgo. En el Evangelio, los siervos buenos son los

que arriesgan. No son cautelosos y precavidos, no guardan

lo que han recibido, sino que lo emplean", … porque la grandeza de nuestra vida no depende de cuánto acaparamos, sino de cuánto fruto damos".

También san Pablo insta a Timoteo a tener por norma las sanas palabras de la doctrina, pero: “en la fe y en la caridad de Cristo Jesús.” “A conservar el buen depósito”, no con un espíritu conservador humano, que, escondiendo al Espíritu de la Palabra, se encierra en el miedo a perder intereses y costumbres que ya demostraron su transitoriedad en el tiempo; sino a conservar “mediante el Espíritu Santo que habita en nosotros.” (2 Tim 1, 13-14) Espíritu que, saliendo de Dios, se da y es capaz de renovar y repoblar la faz de la tierra en cada momento.

Joan Palero

fratelli.jpeg

IGLESIA EN SALIDA SOBRE FRATELLI TUTTI

 

Como siempre, no faltan jueces en torno a Fratelli tutti, personas

que se rasgan las vestiduras ante lo aparente, que en lugar de

mirar hacia la esperanza salvadora que todo lo renueva, se

miran a sí mismas y hacia un pasado que, lamentablemente, nos

ha traído a este presente. El Papa, mirando la necesidad del

momento, se inspira en el Poder que pudo renovarlo todo en el

pasado, convencido de que es el único Poder que puede seguir

renovando a la Iglesia y al mundo: El Poder de Dios en una Iglesia

naciente en la que, sin existir el comunismo, nadie tenía

necesidad de nada, porque en el amor, todo se compartía y era

común. El Poder que operó en la vida de san Francisco, donde

sin existir la masonería, y desde la libertad de hijo de Dios,

reconoció y predicó con su vida la igualdad de dignidad como criaturas y la fraternidad entre los hombres.

 

El lema masónico es hacer hombres mejores para conseguir un mundo mejor. Francisco, con Evangelii gaudium, Christus Vivit, … dejó claro que no se trata de remendar al hombre con remiendos nuevos en vestido viejo, sino de, como san Francisco, san Pablo, y tantos otros santos del pasado y del presente, encontrarse y reencontrarse con Cristo, de revestirse de Él y llevar impresas sus llagas, las llagas de considerar al otro y darse por los demás por encima de grandes ideas o excelentes decisiones éticas. Por encima de todo, miro los sufrimientos del tiempo presente, y veo que la creación espera y desea vivamente la manifestación gloriosa de los hijos de Dios.

 

¿Qué ves tú? Joan Palero publicado previamente en el semanario Catalunya Cristiana núm. 2144 con fecha 25-10-2020