javier.jpg

Apasionado de la Palabra

 

​El 15 de octubre de 2018 falleció Javier Velasco-Arias, a la edad de 62

años. Esposo, padre y abuelo de siete nietos, estos eran, y así lo

expresaba siempre, sus títulos más preciados. Era un hombre muy

familiar. Si a la familia le hablaba a menudo de la Biblia y de sus

actividades bíblicas, también en estas actividades hablaba muy a

menudo de su familia. Familia y Biblia eran sus dos pasiones.

Javier era licenciado en Teología Bíblica, profesor del ISCREB,

miembro de la Asociación Bíblica Española, coordinador del Seminario

Biblia y Pastoral, miembro de la Junta Directiva de la Asociación

Bíblica de Cataluña, coordinador del Secretariado de Animación

Bíblica de la Pastoral de la diócesis de Sant Feliu, cofundador y co-

coordinador de la Escuela de Animación Bíblica, miembro del Club

Fordis de Cornellà, autor de varias publicaciones y blogs digitales.

Natural de Medina del Campo (Valladolid), amaba enormemente

Cataluña, en la que residía desde 1967. Y a la vez vivía mirando hacia

todo el orbe, de manera especial a aquellos lugares del paisaje biblico: Había guiado varias peregrinaciones a Tierra Santa, a la Roma de los primeros cristianos   

 

Era un hombre culto, gran conocedor de la Palabra de Dios y, a la vez,

 

sencillo, lo que propició poner todo su vasto conocimiento bíblico al

servicio del pueblo. No se trataba solo de saber, sino de compartir.

Realmente no eran los conocimientos lo más importante, sino que

esos conocimientos reafirmaron su fe, el seguimiento de Jesús de

Nazaret y su generosa participación en la Iglesia desde la animación

bíblica de la pastoral.

Era un hombre fraterno, amable, acogedor, bien dispuesto a la larga

sobremesa, a la risa y las bromas, a cantar… Especialmente de risa

generosa, la compartía junto a la Palabra en todas sus conferencias,

charlas, cursos o clases.

Siendo como era muy consciente de su enfermedad crónica, era un

vitalista incansable de su labor de animación bíblica. Dos días antes

había presentado y moderado un fórum sobre la película Pablo, el

apóstol de Cristo, en Librería Paulinas de Barcelona, donde tantas

veces había participado de actos bíblicos y presentaciones de libros.

En la misa exequial presidida por Mons. Agustí Cortés se proclamó el

evangelio de Lucas: el pasaje de los discípulos de Emaús. Javier hizo

camino con Jesús, de Él escucho su Palabra y compartió su Eucaristía,

y después salió raudo y bien dispuesto a compartir con la comunidad de creyentes.

(Quique Fernández: Rosarium, Meditaciones Bíblicas)